Madrid (676 613 363) - Zaragoza (644 448 365) info@gesprolog.com

Desde el Master de Organización Industrial de la Universidad de Zaragoza, donde imparto clases y colaboro hace varios años, nos pidieron que elaborásemos un post dedicado a la aventura de emprender. Podéis ver aquí el post original, pero hemos querido también publicarlo en nuestro blog, ya que nuestros clientes o lectores pueden sentirse identificados con nuestra experiencia, como parte del nacimiento de GESPROLOG.

Master en Organización Industrial

Emprender no es fácil, es una gran experiencia y un reto profesional asumiendo ciertos riesgos, no siempre controlables, pero yo lo recomiendo.
Las formas de emprender pueden ser de todo tipo, desde el que compagina su puesto de trabajo por cuenta ajena y va haciendo crecer su facturación para hacer un colchón cómodo y dar el paso final, hasta el que lo deja todo y se lanza casi casi al vacío con su idea creando una startup o mediante el crowfunding ¿cuál es la mejor? No os lo puedo decir porque las opciones son infinitas y todas son buenas, todo depende de lo que podamos asumir en nuestro día a día y todo lo que queramos llegar a sacrificar por un nuevo proyecto de este tipo.
Lo que sí estoy seguro, es una frase que escuché en una conferencia y es que aprender a emprender, sólo se aprende emprendiendo; nadie te va a enseñar a cómo gestionar tu idea o tu proyecto. Te podrán avisar de los peligros, los puntos que hay que tener cuidado o pautas de cómo debes gestionar tu empresa, pero hasta que no estás en el barro, no eres consciente realmente del paso que has dado y de toda la responsabilidad que asumes.
También os digo que no hace falta tener un talento especial para emprender, ni haber estudiado varias carreras, masters y MBAs específicos sobre emprendimiento (aunque ayuda y mucho), es más bien cuestión de actitud y responsabilidad.

Durante años, estuve esperando a que un día dentro de mi vida cotidiana, paseando por la calle o en una conversación con mi mujer, una luz me iluminase y me diese LA IDEA como si de una aparición se tratara… Esa idea que muchos esperan para dar finalmente el paso, porque están decididos y quieren ser empresarios, lamento deciros que nunca ocurre. La idea hay que buscarla y hay que desarrollarla, pero aunque no sea una idea clara, como os decía antes, la idea se va madurando a medida que la vas poniendo en práctica.
Si en algún momento ves que tu idea empieza a hacer aguas, realizas una modificación de tu estrategia o tu producto, para corregir lo que has podido validar y continuas con ella. Esta filosofía es lo que ahora se ha puesto muy de moda sobre el LEAN startup, que con herramientas como el CANVAS, validas la Propuesta de Valor de tu empresa o tu producto, en relación a las necesidades del Segmento de Clientes al que quieres enfocarte. Son herramientas muy útiles para dar forma y perfeccionar tu idea y que recomiendo no solo hacerla sino repasarla periódicamente para ver si nos hemos desviado del planteamiento inicial, bien porque nos hemos perdido o porque hemos ido mejorando para llegar a nuestros clientes.
Muchas veces nuestro producto o nuestro servicio que nos parece una idea brillante y que ayudaría a muchos clientes, este no lo ve como una necesidad por lo que no te encontrará, porque ni siquiera se había planteado que tenía una necesidad. Es en ese momento cuando tenemos que hacer cambios de rumbo, para llegar a nuestros posibles clientes.


«Una mala presentación del proyecto o incluso una frase mal interpretada pueden dar pie a que no salga adelante y no te contraten, por lo que hay que ser muy cuidadoso con lo qué se explica e incluso cómo»


Por mi propia experiencia tengo la sensación que emprender no es fácil, pero además emprender en la logística tiene aún un punto más de dificultad. Pero estoy seguro que el que tiene una tienda física o incluso el que vende un producto en e-commerce, me va a decir lo mismo con su sector.
¿por qué me parece difícil el sector logística? Pues porque cuando vendes servicios y no un producto visible tienes que saber transmitir que el trabajo que vas a realizar, y resaltar el beneficio que va a tener tu cliente al contratarte.
Una mala presentación del proyecto o incluso una frase mal interpretada pueden dar pie a que no salga adelante y no te contraten, por lo que hay que ser muy cuidadoso con lo qué se explica e incluso cómo, algo que con un producto físico no es necesario ya que éste casi habla por sí solo.
Lo que si he aprendido en este aspecto es que no hay que intentar ser el mejor, ni intentar ser la mejor empresa del servicio que se preste o intentar hacer una empresa de éxito reconocido, sino intentar ser una empresa de valor, algo que te haga caracterizarte de tu competencia y por lo que tus clientes quieran contratar a tu empresa. Solo con este planteamiento, se consigue ser una empresa de éxito y llegar a ser el mejor.

Por otro lado una de las mayores dificultades a la hora de crear tu empresa es que tu mercado, tus posibles clientes, sepan que existes. Parece una tontería pero es realmente muy complicado.
Hoy en día parece que tener tu página web o tu tienda online es imprescindible sino es como si no existieras. Pero rápidamente descubres dos nuevos conceptos que están muy de moda: el SEO y SEM.
SEO es el posicionamiento en los buscadores, o sea que un posible cliente busque en GOOGLE una palabra relacionada con tu negocio y tú no aparezcas en la página 8 porque ya sabes que jamás alguien va a entrar en tu web a menos que la busques directamente
SEM es una forma de mercadotecnia en Internet para posicionarte mejor, o sea pagar para tener un buen SEO.
Hay un mercado floreciente de emprendedores que su servicio es ayudarte a crear tu web, tu tienda online o tu blog y posteriormente ayudarte a realizar SEO y alguna campaña SEM.
¿Se puede tener un buen SEO sin SEM, o sea estar bien posicionado sin pagar? Por supuesto pero cuesta mucho mucho tiempo tener un buen posicionamiento, y tener muchos conocimientos de marketing online, ya que es un mundo muy complejo para alguien que no esté especializado.
Nosotros en GESPROLOG (mi socio y yo) hemos optado por esta opción, por dos motivos principalmente: por tener el control de nuestra web y por aprender más de este entorno, ya que es un mundo que nos gusta mucho, y no hay nada más apasionante que trabajar en tu negocio y a la vez estar disfrutando y aprendiendo. Pero somos conscientes que nuestra labor de aprendizaje y nuestro tiempo de dedicación al desarrollo web y SEO, es limitado y así debe ser, ya que en un negocio hay que estructurar bien tu tiempo y dedicar a cada punto lo que se debe; lo que no se pueda asumir, se debe externalizar a un experto que nos aconseje y realice las tareas que nosotros no podamos desarrollar ya sea por tiempo o conocimiento simplemente, ya sea un asesor financiero, un diseñador web, un CTO o un consultor.

Desde aquí os quiero animar a emprender si de verdad tenéis ganas. El miedo es algo que os va acompañar siempre, incluso teniendo esa gran idea que un día os iluminó. Pero hay que hacerlo con responsabilidad, honestidad, ilusión y trabajo duro para que las ideas se conviertan en buenas ideas y te permitan disfrutar de tu trabajo y dueño de tus decisiones.

Si tienes cualquier duda sobre emprender o sobre logística no dudes en contactar con nosotros en GESPROLOG, sin ningún compromiso, es una de nuestras propuestas de valor.

Alberto Blanco